Ciruela

La ciruela es una fruta de hueso, redonda o alargada que puede ser de color amarillo, verde, rojo o lila. En general es muy nutritiva y rica en vitaminas, destacando la vitamina C. Según su contenido en agua es más o menos jugosa. Las ciruelas pasas o deshidratadas se conservan más tiempo y son muy dulces.

En el mercado hay otros productos elaborados con ciruela como son mermeladas, zumos y licores.

Alimentación y nutrición

La ciruela es una fuente importante de vitaminas y otros nutrientes con efectos saludables. Gracias a su contenido en vitamina C previene varios tipos de cáncer.

Las ciruelas pasas son muy energéticas y ricas en fibra por lo que son recomendables para los deportistas y como laxantes.

El Fruto

La ciruela es una fruta de hueso, redonda o alargada que puede ser de color amarillo, verde, rojo o lila. En general es muy nutritiva y rica en vitaminas, destacando la vitamina C. Según su contenido en agua es más o menos jugosa. Las ciruelas pasas o deshidratadas se conservan más tiempo y son muy dulces.

En el mercado hay otros productos elaborados con ciruela como son mermeladas, zumos y licores.

Las ciruelas se pueden consumir frescas como postre o se puede utilizar para elaborar pasteles rellenos, mermelada, gelatina, zumo, licores, etc. Algunas especies pueden desecarse sin fermentar, como las ciruelas pasas, de las cuales hay en el mercado unas menos deshidratadas de sabor muy agradable. La ciruela pasa se conserva durante más tiempo que la ciruela fresca.

Es un alimento muy energético, ya que tiene entre 36 y 52kcal/100g. Además, cien gramos aportan unos 5mg de vitamina C.

La ciruela, junto con el melocotón, la pera y la almendra, pertenece a la familia de las Rosáceas y al género Prunus, el cuál incluye algunos árboles y arbustos que son puramente ornamentales.

La estructura de todos los frutos pertenecientes al género Prunus es, de hecho, similar a los frutos individuales de zarzamoras o frambuesas; el hueso que hay en su interior es la parte más dura del ovario, y la más carnosa es la capa más externa del ovario. La semilla está dentro del hueso. Los botánicos se refieren a tales frutos como ‘frutos de hueso’. Sólo la semilla o almendra del almendro dulce se come normalmente; en otros frutos del género Prunus la almendra es desagradablemente amarga y usualmente se desecha.

Existen distintas variedades de ciruela, pueden ser redondas o alargadas, de diferentes sabores y colores, pueden ser de color amarillo, verde, rojo o lila y pueden variar en tamaño y textura; así como su contenido en agua también es variable y los diferentes usos de cada una de las variedades.

La época de cosecha va desde mediados de junio hasta agosto, aunque la recolección puede ser más temprana en algunas variedades más precoces y en determinados lugares. Las ciruelas se pueden conservar en cámaras frigoríficas durante un tiempo y una práctica útil, aún poco extendida, es la de la pre-refrigeración.

La planta

Es un árbol frutal caducifolio llamado ciruelo que puede alcanzar hasta 10m de altura. Sus flores son blancas y con cinco pétalos. Cuando están en plena floración son de gran belleza.

La ciruela pertenece a la familia de las Rosáceas y procede de un árbol frutal que, en algunas especies, alcanza entre 6 y 10 metros de altura; aunque un árbol de tamaño mediano alcanza una altura máxima de 5-6m.

El tronco es de corteza pardo-azulada, brillante, lisa o agrietada longitudinalmente. Produce ramas alternas, pequeñas, delgadas, unas veces lisas, glabras y otras pubescentes y vellosas.

Su sistema radicular consta de unas raíces largas, fuertes, plegables, tortuosas, poco ramificadas y poco profundas, que emiten con frecuencia vástagos.

Es un árbol caducifolio de hojas oblongas, aserradas, de color verde, lisas por el haz y pubescentes por el envés.

Las flores aparecen en pequeños ramos cortos de un año de edad. Son blancas, solitarias, con pedúnculos más cortos que los de las flores del cerezo, pubescentes, aplastados y con pequeñas yemas de escamas ásperas. Tienen un tálamo en copa, en cuyo borde se insertan los sépalos, los pétalos y los estambres, mientras que en el fondo se inserta el ovario. Los sépalos son 5 y los pétalos se alternan con aquellos también en número 5, están libres, estrechados en la base y presentan el borde ondulado. Los estambres son numerosos y presentan anteras bilobuladas. El ovario es de forma oval y encierra en una sola cavidad dos óvulos.

El fruto es una drupa redonda u oval recubierta por una cera blanquecina (pruina), de color amarillo, rojo o violáceo, con pedúnculo mediano, peloso, con hueso oblongo, comprimido, algo áspero y que por un lado presenta una sola costilla. Dentro del hueso se encuentran dos semillas o más frecuentemente una sola, por aborto de la otra. Las semillas pierden después de un mes la facultad germinativa

Se distinguen dos tipos de variedades, las europeas que contienen menos agua y más sólidos solubles, aptas para desecar y las japonesas, más jugosas para consumo en fresco.

Algunas variedades europeas se cree que derivan del Prunus domestica, un ciruelo silvestre que crece por el Mar Caspio. Otro antepasado silvestre de las variedades europeas y sud-africanas puede haber sido P. saliciana, en China y Japón. Además, los americanos han utilizado la ciruela silvestre P. subcordinata, de América, cruzándola con variedades de ciruela europea o de origen asiático.

Según información del Departamento de Cultivos Leñosos de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola (EUITA), Valencia, ( http://www.euita.upv.es ), el ciruelo en España se cultiva sobre todo en Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía, Aragón, Cataluña y La Rioja. Las variedades que más se exportan son la Reina Claudia, Santa Rosa y Golden Japan. Otras variedades cultivadas son Red Beauty, Formosa y Burbank.

Dentro del ciruelo se debe distinguir entre el ciruelo europeo y el japonés:

1- El ciruelo europeo (Prunus domestica), cuyos frutos suelen ser de color verde claro (‘Claudias’) o morado (‘Prunas’), al que pertenecen las ciruelas para secar, ya que su contenido en sólidos solubles es elevado y contienen poca agua, lo que facilita la deshidratación; las variedades más utilizadas para su procesado industrial son las del grupo de Ente, como la Agen de Ente GF 707. Por ejemplo en Alicante y Castellón las variedades más cultivadas son Stanley, Claudias, Ana Spath, President y Giant.

Normalmente este grupo se adapta bien en regiones de tipo de clima más continental por su floración, sus mayores exigencias de horas frío y son más rústicas en cuanto a cuidados.

2- El ciruelo japonés (Prunus salicina), con épocas de maduración más tempranas y, en general, con epidermis rojiza y negra, aunque algunas pueden ser de color amarillo claro pajizo, como la ‘Golden Japan’. Su contenido en agua es alto, así que resulta muy jugoso. Por ejemplo en la Ribera alta de la Comunidad Valenciana (España), con las variedades Red Beauty, Methley, Golden Japan, Formosa, Santa Rosa y Burbank. Se cultivan sobre todo en las zonas más cálidas por su época de floración, aunque en algunas zonas frías se ven injertados almendros con la variedad Red Beauty, importante por su color rosa-oscuro y por ser muy precoz.

Los principales países productores de ciruela son China, Estados Unidos, Rumanía y Alemania.

En EEUU, las variedades más cultivadas son, alfabéticamente, Beauty (disponible de finales de mayo a principios de julio), Burbank, Gaviota (junio a agosto), Golden Japan (enero a mayo y junio a agosto), June Blood (finales de junio a principios de julio), Kelsey y Ontario (julio a septiembre).

En Rumanía la variedad Switzen o Quetsh, originaria de Asia y que también produce Alemania, Francia y Holanda, está disponible en septiembre y octubre.

En Alemania, las variedades de mayor difusión son Czar (agosto), Ontario (julio a septiembre), Opal (agosto) y Switzen (septiembre a octubre).

Algunas variedades de ciruelas:

‘Sungold’
Es una variedad japonesa cuyo fruto es grande y aromático y piel de color rojo cuando madura. Carne de color amarillo-naranja y muy jugosa. Variedad sudafricana que puede estar en el mercado en febrero y abril.

‘Red Beauty’
Es una variedad de ciruelo japonés, con el fruto de forma redondeada, calibre medio grueso, teniendo en cuenta que es una variedad muy precoz. Color de la piel rojo-rojo oscuro dependiendo del estado de madurez. Carne amarilla, de textura dura y sabor bueno. Aguanta manipulación y transporte. Árbol muy vigoroso de porte abierto, auto-estéril. La época de maduración va desde finales de mayo a primeros de junio. Como excepción a que se cultiva el ciruelo japonés en las zonas más cálidas, en la Ribera Alta (Comunidad Valenciana, España), predominan variedades japonesas, más precoces, orientadas hacia la exportación, como es la ‘Red Beauty’ que está sustituyendo progresivamente a las variedades Methley, Golden Japan y Formosa.

‘Golden Japan’
Fruto grueso, amarillo claro pajizo, piel brillante gruesa y resistente, carne muy jugosa y agradable que pertenece al grupo del ciruelo japonés. Fruto resistente al transporte. Árbol vigoroso y de gran fertilidad. Se cultiva en EEUU, Francia, Italia y Sudáfrica, estando disponible desde enero a mayo y de junio a agosto. En España la recolección es a mediados de junio.

‘Black Amber’
Variedad japonesa, fruto de color negro, tamaño grueso, forma del fruto redondo un poco achatado. Pulpa de color ámbar, carne firme no adherente al hueso, sabor bueno. Resistente a la manipulación. Productivo. Árbol vigoroso y de porte muy erecto, auto-estéril. Procede de EEUU y la época de maduración es durante la última semana de junio en zonas cálidas.

‘Santa Rosa’
Ciruela japonesa cuyo fruto es de tamaño grande, redondeado y acorazonado. Piel de color rojo intenso. Carne amarillo ámbar y carmín claro, blanda, muy jugosa, dulce y perfumada, con sabor que recuerda a la fresa. Árbol de porte erguido, mediano desarrollo y muy fértil. Parcialmente auto-fértil. Es de origen americano, pero se cultiva principalmente en Francia, Italia, España y Sudáfrica. Está disponible de diciembre a febrero (Sudáfrica) y de junio a noviembre (en otros países productores). En España la recolección es a mediados de julio.

‘Reina Claudia Verde’
Ciruela europea de tamaño medio redondeado, de color verde, pulpa fina y jugosa, de aroma y sabor característicos. El hueso se desprende fácilmente de la pulpa. Parcialmente auto-fértil. Excelente para mesa, compotas, conservas y mermeladas. Se cultiva en Bélgica, Francia, Inglaterra y España. Disponible en agosto y septiembre. En zonas cálidas de España la recolección es en julio-agosto.

‘Reina Claudia de Oullins’
Es una ciruela europea. Variedad francesa. Árbol vigoroso y productivo. Fruto grande de color verde claro, dorado. Carne pálida muy jugosa y de sabor poco azucarado. El hueso no se desprende de la carne con demasiada facilidad. Es una de las variedades más extendidas. Variedad polinizadora: Reina Claudia Verde. Maduración durante la segunda quincena de julio (en Zaragoza) y disponible en el mercado hasta agosto.

‘Angelino’
Es una variedad japonesa con fruto de tamaño grande, color rojo oscuro y cuando madura todavía más. De sabor dulce y carne amarilla. Poco productivo pero muy buena conservación del fruto. Maduración desde mediados a finales de septiembre.

Las ciruelas se comercializan a granel, por peso o envasadas en platós y en cestas de plástico dentro de una malla.

El envase más usual para las ciruelas es la caja de cartón ondulado. Se prefiere envase abierto, con un cubre holgado que permite sacar con mayor facilidad el contenido. También son usuales las solapas que se pliegan e insertan para formar una tapa, que pueden ser arrancadas al exponer la fruta. La uniformidad del calibre es importante. Los separadores alveolados son de uso frecuente. También se pueden ver las ciruelas en el mercado dentro de una cesta de plástico introducida en una malla.

Beneficios para la salud

La ciruela es una buena fuente de vitamina C, carotenoides provitamina A, fibra y flavonoides. Una ración de 130g de ciruelas aporta un 20% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C. Las propiedades antioxidantes de la vitamina C ayudan a proteger contra varios tipos de cáncer al mismo tiempo que intensifica las funciones inmunológicas.

La vitamina A es beneficiosa para la vista, músculos, crecimiento, desarrollo de los huesos, cuidado dental, mantenimiento de los tejidos corporales, reproducción y desarrollo de las funciones hormonales y de las co-enzimas. Los flavonoides son compuestos cuya actividad antioxidante ayuda a proteger contra las enfermedades del corazón y el cáncer.

Las ciruelas también son ricas en vitamina E, la cual brinda protección contra el daño oxidativo y actúa al mismo tiempo con otros nutrientes esenciales, como los ácidos grasos y la vitamina A.

Las ciruelas pasas contienen un porcentaje de fibra más alto que las ciruelas frescas. La fibra ayuda a la hora de proteger contra una serie de trastornos del tubo digestivo (laxante suave y eficaz), incluyendo el cáncer de intestino.

Las ciruelas además aportan algunos minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio y el hierro, también importantes para la salud.

 

Tradición popular

Símbolo de fecundidad en varias culturas, la ciruela es una fruta muy saludable y con unas interesantes propiedades medicinales. La ciruela se ha utilizado desde la Antigüedad para desintoxicar el organismo y combatir el estreñimiento. Las ciruelas pasas son uno de los laxantes naturales más conocidos y eficaces debido a la cantidad de fibra insoluble que aportan; y la cantidad de fibra soluble aportada hace que sean adecuadas para regular los niveles de colesterol en la sangre.

Las ciruelas son recomendables en caso de estrés, reumatismo, problemas hepáticos, hemorroides y anemia. Los niños pueden tomarla como golosina, ya que también favorece el crecimiento y el rendimiento intelectual, aunque no se recomienda para niños menores de tres años porque pueden resultar irritantes para sus intestinos.

La ciruela es un alimento muy energético (36-52.20kcal/100g), buena para los deportistas. Sin embargo, las ciruelas pasas resultan desaconsejables para los diabéticos y para dietas de adelgazamiento por su alto contenido en azúcar, pero constituyen una buena fuente de potasio, calcio, hierro y magnesio. Entre las vitaminas, destaca su contenido en vitamina A, B1, B2, B3, y B6, aunque también contienen vitaminas C y B5 en menor cantidad.